Entrevista a Barón del Dividendo

Gerard Sánchez - 23 de Diciembre de 2020 a las 12:52 - Dividendos




Presentación:

Soy ingeniero electrónico en la mitad de la vida estimada y desde hace un año, un feliz y ocupado padre de familia. Trabajo en el sector de la ingeniería en una pequeña empresa enfocada a la salud que intenta hacerse un hueco en el mercado.

Mi pasión por la inversión y el dinero viene de familia ya que mis padres también invierten, sobre todo en inmuebles y bolsa. Sin embargo, me costó mucho ver el potencial de la inversión en bolsa, porque en casa se escuchaba más el tema inmobiliario debido a los quebraderos de cabeza que daban (los inquilinos no pagaban, reparaciones, derramas para mejorar el edificio, etc.). Sabía que mis padres tenían acciones pero era algo como anecdótico en casa, como no daban problemas.

Fue como hace 6-7 años cuando me di cuenta que tenía que hacer algo. Estaba un trabajo que ya no me hacía feliz y tenía una buena suma de dinero ahorrado. Me dije de que servía tener tanto dinero ahorrado y seguir en un trabajo que no me gustaba. En ese punto apareció el término de la independencia financiera y busqué la mejor forma de rentabilizar el dinero ahorrado. Ahí comenzó mi andadura inversora enfocada a los dividendos, porque vi que se adecuaba más a mi personalidad.

Por añadir además de la inversión, me encanta escribir, así nació "Barón del Dividendo" y el ciclismo de carretera.

¿En qué consiste la inversión por dividendo? ¿Qué tipo de empresas valen? ¿Es para todos los perfiles?

La inversión por dividendos es un tipo de inversión a largo plazo donde se adquieren participaciones de empresas cotizadas en bolsa, es decir acciones, que reparten dividendos. Esto hace que el inversor en dividendos reciba unos ingresos del mercado sin la necesidad de estar pendiente de los vaivenes del mercado. Yo lo asemejo a tener un local o piso en alquiler, del que recibes el pago del alquiler que sería el dividendo.

Que una empresa reparta dividendos no quiere decir que sea válida para la inversión en dividendos. El dividendo debe provenir del beneficio que crea la empresa, no de la emisión de deuda o de ampliaciones de capital. Que si es de forma puntual no es grave, pero si es de forma continuada al final la empresa verá recortado o suspendido el dividendo. Este tipo de empresas son las que hay que evitar.

Las empresas-tipo para un inversor en dividendos son aquellas que generan beneficios de forma recurrente en el medio-largo plazo. Con sus beneficios son capaces de realizar inversiones para que la empresa crezca, reduzca deuda y además paguen dividendos. Existen empresas de este tipo pero el principal problema es que su cotización es, en general, muy alta y por lo tanto la rentabilidad del dividendo suele ser baja.

Evidentemente esta inversión no es para todos los perfiles porque en esta inversión se prioriza la estabilidad y crecimiento del dividendo sobre la revalorización de la empresa. Pero es una estrategia psicológicamente muy fuerte porque se ve desde el primer momento la llegada de dinero a la cuenta corriente, y con el paso del tiempo se observa como va creciendo esa cantidad sin necesidad de estar pendiente de la cotización de la empresa.

¿Se deben analizar las empresas de forma distinta, si se tiene en mente el dividendo como objetivo?

A grandes rasgos el análisis es similar porque al final siempre se debe analizar la solidez financiera de la empresa. Si la empresa es sólida, es capaz de aumentar su cotización y de sostener/aumentar el dividendo.

Luego en función del tipo de estrategia de inversión se prioriza unos ratio u otros. Para un inversor en dividendos lo importante es la estabilidad y crecimiento del dividendo y para alguien que este enfocado en la revalorización de la empresa le es más importante el crecimiento de la misma.

Pero para realizar estos análisis no queda más remedio que leer y extraer los datos de los informes anuales de las empresas, no de un año, si no de varios años. Y esto requiere de tiempo y de cierto nivel formativo.

En tiempos de estabilidad, la inversión para obtener un dividendo ha sido una buena manera de ganar a intereses e inflación y disponer de una renta periódica predecible.

Desgraciadamente mucha gente acaba “pillada” en crisis, pues aunque siguen obteniendo el dividendo han visto su capital disminuir abruptamente. ¿Cual sería tu consejo para ese tipo de inversores, conservadores y a veces con poca formación financiera que se encuentran es esa situación?

Si ha visto reducir su capital abruptamente es principalmente por dos cuestiones:

La primera que compró acciones a un precio muy alto y ahora el mercado ahora ‘pone en precio’ la empresa. Es importante, aunque no crítico, el comprar las empresas a precios adecuados. Pero si la empresa es buena y sólida recuperará las pérdidas latentes que tenga a día de hoy.

Para la segunda seguramente es debido a que o al principio no se formó, o no entendió el negocio y su calidad, o que no ha visto la degradación del negocio. Es el problema de actuar antes de formarse que luego aparecen los errores. Es un error típico y a mí me sucedió, pero de esos errores, aunque cuesten dinero, hay que aprender.

Si ya están “atrapados” en el segundo supuesto, quizás sea lo mejor vender y poner el dinero en otras empresas que le den un mayor rendimiento. Psicológicamente vender en pérdidas es duro, pero en cuanto lo haces es liberador.

¿Si una empresa paga el dividendo a costa de deuda también es válido? ¿Qué implicaciones tiene? ¿Es conveniente que la empresa vaya holgada en términos de caja para repartir dividendo?

Como comentaba antes, lo ideal y deseable es que el dividendo provenga de la generación de beneficio que crea. Si algún año no es posible la empresa puede repartir el dividendo bien desde sus recursos propios o a partir de deuda.

Ambas soluciones no son malas pero sostenidas en el tiempo indican que el negocio de la empresa no va tan bien y al final tendrán que eliminar o reducir el dividendo.

¿Cómo se gestiona la liquidez con una cartera DG? (Buy the Dip, DCA…)

La gestión de la liquidez es parte de la estrategia y aquí cada uno debe utilizarla como más cómodo se encuentre. Desde personas que les “quema” le dinero y necesitan estar invertidas al 100% hasta gente que acumula liquidez para las futuras caídas.

Considero que en término medio esta la virtud, y en ello la estrategia DCA dejando un % de liquidez es adecuada para el inversor medio.

¿Cuál sería el punto de inflexión para sentirte obligado a deshacer posición en una empresa? ¿Cómo se gestionan los cambios de la política de dividendos o directivos?

En mi caso dos son las causas por las que tenga que deshacerse de una empresa. La principal es si recorta o suprime el dividendo. Existen estudios que si una empresa lo realiza la esperanza matemática de su cotización en el futuro tiende a cero. Ojo, eso no quiere decir que le suceda a todas las empresas.

La segunda es ver si la solidez de la empresa decae. En este punto me pongo sobreaviso porque o bien puede ser algún año malo y es algo puntual o si ya es sostenido es que la degradación es evidente.

País, sector, industria, capitalización…¿Cómo hay que diversificar cuando se quiere aplicar una estrategia DG? ¿Cuántas posiciones aproximadamente?

La diversificación es otro punto importante en una estrategia de inversión, no solo de los dividendos. Nos protege de nuestros errores, porque estate seguro de que los cometeremos, y de nuestro ego.

Tener carteras concentradas está bien, pero implica un nivel de conocimiento de la empresa muy profundo, y en caso de cometer un error el destrozo en la cartera es importante. Esos son riesgos, pero por contra si sale bien la revalorización puede ser considerable.

Para una inversión en dividendos considero una diversificación en países con peso considerable en USA porque es donde mejor tratan al inversor en dividendos. Fundamental en sectores porque a largo plazo no se conoce cual será el sector predominante. Y en cuanto a capitalización cuanto más grande mejor ya que su volatilidad es menor con respecto a las small-caps. Ten en cuenta que la estabilidad del dividendo suele darse en empresas maduras, y por lo general implica una alta capitalización.

En cuanto a empresas a partir de 20 se reduce el riesgo de mercado pero en mi opinión sobre 50-60 con una buen diversificación y un reparto equitativo de los pesos de cada empresa sería una cartera muy bien estructurada y protegida ante grandes oscilaciones del mercado.

¿Se utiliza la inversión DG para no depender tanto emocionalmente de estar gestionando activamente, con lo que eso conlleva, o es más por un tema de obtener fuentes de ingresos pasivas?

La gran ventaja, en mi opinión de la inversión DG, es el factor psicológico. Es muy potente ya que vas viendo cada día, cada mes, como va creciendo y evolucionando la estrategia. Y ello, te refuerza en la estrategia, de que el sistema funciona, independientemente del movimiento del mercado. E incluso en épocas donde tus ingresos se vean afectados se puede recurrir a los dividendos para seguir pagando los gastos sin necesidad de vender parte de tu patrimonio.

Y quiero remarcar que el factor psicológico es más importante de lo que la gente cree y es la clave de una inversión exitosa. Es necesario estar en sintonía psicológicamente con la estrategia, saber gestionar el riesgo y que la rentabilidad sea algo secundario.

Compensa mantener la inversión aún a riesgo de estar largos periodos muy por debajo del precio de compra y/o la probabilidad de que difícilmente se recuperen las cotizaciones? ¿Podemos estar sesgados a invertir más en empresas growth + dividendo a raíz de las caídas en el value?

Mientras la solidez de la empresa no se vea degradada es el gran momento para ir acumulando acciones de dicha empresa. Existen muchos ejemplos de empresas que reparten dividendos que han estado en un rango lateral durante años y luego despegan, porque al final el mercado a largo plazo pone a cada empresa en su sitio.

Quizás el hecho del que el value investing está en horas bajas hace que los inversores giren hacia otro tipo de estrategias.

Ahora mismo está de moda la indexación y es una estrategia fantástica debido a que es muy simple, que no sencilla, y que llevamos una década muy alcista. Pero como toda estrategia es necesaria cierta diversificación para cuando la época alcista termine.

En este punto los dividendos dan una tranquilidad ya que no dependen tan fuertemente de la cotización de la empresa sino de la fortaleza de la misma.

¿Cómo afecta la fiscalidad del dividendo frente a la recompra de acciones para aumentar la cotización tanto a empresa como a accionista?

Es evidente que la parte negativa de la inversión en dividendos es su fiscalidad que actúa desde el primer momento en que recibes un dividendo. Es un peaje que hay que pagar y listo, son las reglas de juego y hay que aceptarlas.

La recompra de acciones elimina ese peaje fiscal y premia a los accionistas que están dentro, pero ojo según a que precio se realicen las recompras. Porque quizás para un accionista la empresa es interesante a 10€ pero a 15€ no está dispuesto a invertir más dinero en ella.  Además el hecho de repartir el dividendo hace que el inversor tenga más versatilidad a la hora de decidir donde invertir dicho dividendo.

Qué opinas de la política del scrip dividend? Frente al impuesto inmediato del efectivo, ofrece la posibilidad de retrasar el impuesto hasta la venta de las acciones. ¿Hay alguna diferencia impositiva en una u otra forma de realización?

Si el script dividend luego se amortiza me parece una buena fórmula, sino es un tipo de empresa de la que hay que salir, ya que o aceptas las nuevas acciones o si no tu participación en la empresa se diluye.

Si aceptas efectivo sería un dividendo normal y el coste fiscal que ello implica. Si aceptas las acciones no existe ese coste fiscal pero estas adquiriendo las acciones a coste cero y cuando las vendas quizás el tipo impositivo sea mayor.

¿Hay algún límite para la compensación entre minusvalías y plusvalías? ¿Los límites para compensar minusvalías con dividendos no son un hándicap para este tipo de remuneración?

Si mal no recuerdo se pueden compensar el 25% de las minusvalías con los dividendos y esto es durante 4 años. No lo veo como hándicap, si no de nuevo es aceptar las reglas del juego. Además siempre habrá modos de compensar minusvalías y no solo con los dividendos.


308 visitas
2    Login to like
Categorías:
 Estrategias   Estadísticas   Random   Gestión pasiva   Análisis técnico   Modelos   CEO   Mapas mentales   Liberalismo   Python   Growth   Niusleta   Ahorro   Recursos humanos   Inmobiliario   Fiscalidad   Value investing   Dividendos   Contabilidad   Marketing   Riesgo   IF   Cursos   Opciones   Bolsa